miércoles, 27 de julio de 2011

Tips para disfrutar del swinger en grupo





1 - Como en todas las actividades swingers, lo principal es no utilizar un encuentro para convencer a la pareja. En particular en un grupo de sexo, esto sería contraproducente y alteraría a los demás participantes. El grupo es para parejas convencidas de su deseo de practicar el swinger.

2 - Si todo está hablado y somos invitados como espectadores con opción a participar en un grupo, nunca debemos interferir ni pretender que el ritmo del grupo se amolde a nuestras necesidades.

- Si estamos observando sin participar y sentimos el deseo de tocar a alguien, tengamos en cuenta que esa actitud también nos incorpora al juego y otros pueden querer tocarnos; es decir, ya dejamos de ser espectadores.

4 - En un grupo puede ser aceptado que la mujer de la pareja se incorpore sola al juego sexual y su pareja sólo mire, pero es dudoso que se vea bien esa actitud en el hombre.

5 - Seleccionar en un grupo es posible, pero no es prudente pretender separar a la pareja elegida del grupo. Esa actitud indica cierta inmadurez para el sexo grupal.

6 - El rechazo a otros participantes que no son de nuestro gusto en un medio donde la desnudez y la genitalidad es plena, es complejo. Pero hay señales que indican a los demás que no estamos dispuestos al intercambio, sin que ellos sientan esa sensación: un gesto delicado, una caricia y la toma de distancia son suficientes para marcar los límites.

7 - Nunca debemos llegar a una reunión, mirar a los participantes e irnos de inmediato si no son de nuestro gusto. Las normas de respeto indican que podemos departir y conocer más a los presentes y retirarnos luego, cuando lo genital comienza a manifestarse. Las excusas sobran y son comprendidas por el grupo.

8 - No llegues a una casa con las manos vacías. Si bebes, lleva tu bebida. Si te da hambre el sexo, lleva tu comida. Si no bebes ni comes, de todas formas aporta algo a la reunión.

9 - El dueño de casa impone las normas en cuanto a ruidos y lugares donde se puede estar y compartir. Respétalo. Es su casa, su intimidad.

10 - Nunca te retires sin ayudar a ordenar. Cuida dónde dejas tus cositas en desuso; el que gentilmente cedió su casa para que disfrutes no tiene que recoger tus desperdicios.

11 - Nunca llegues con parejas que no fueron invitadas a una reunión sin antes informarle al organizador; es su derecho la selección de los participantes. Y mucho menos lo intentes si nuestros acompañantes son personas solas.

12 - Si hay un malentendido con tu pareja y no puede esperar para ser discutido, retírate del lugar. Tus problemas no deben ser transferidos a los demás.

13 - Retirarse antes de una reunión invitando a algunos de los participantes a acompañarlos, es una actitud imperdonable porque segrega a los demás participantes y ofende al dueño de casa que nos dio un lugar en su reunión junto a sus amigos.

14 - No intentes ingresar a un grupo con una pareja ocasional, esto puede molestar a otras parejas. Los swingers comparten a quienes aman y piden lo mismo a los demás. Para hacerlo debes antes explicar tu situación, permitiendo que el organizador la considere.

15 - Si recoges datos o teléfonos de las parejas presentes que más te gustan, no lo hagas frente a los demás: los que no son requeridos pueden sentirse mal.

16 - Nunca reveles a otras parejas la dirección u otros datos de los lugares donde se realizan las reuniones. Lo sabrán cuando sean invitadas.

17 - Llevad con vosotros una buena provisión de profilácticos. Los demás serán reticentes a compartir ese indispensable elemento con los otros.

18 - Si desisten a último momento de participar en una reunión donde confirmaron su presencia, avisad a la persona que organiza: otra pareja puede ir en vuestro lugar.

19 - La higiene y la presencia son tu carta de triunfo. Seguramente a los más experimentados se les ocurrirán otras consideraciones a tomar en cuenta, pero con las mencionadas por lo menos no caeremos en situaciones desagradables.

El sexo en grupo es una actividad fuertemente placentera y diferente a cualquier experiencia sexual clásica. Saber si nos gusta o no, sólo es posible realizando una experiencia, buscando las condiciones que más se nos ajusten a nuestras características. Pero en este tipo de prácticas no existe lo ideal… al fin y al cabo, es un grupo.


Fuente: anchorenasw

No hay comentarios: