miércoles, 22 de septiembre de 2010

Los franceses fantasean con juegos sexuales en grupo





Este es el resultado de una encuesta publicada recientemente por la muy seria agencia de sondeos Ifop, Un deseo de plenitud que cuenta con cada vez más cada vez más candidatos, buscadores de sensaciones nuevas.

El tema ya no es tabú, incluso llega a ocupar un lugar entre los hábitos de nuestra sociedad. A fin de levantar el velo sobre los comportamientos sexuales de nuestros vecinos galos, una prestigiosa página web encargó una encuesta a la agencia Ifop, y los resultados no decepcionaron.

La encuesta se hizo con una muestra de 1020 personas, de entre 18 y 69 años, rigorosamente seleccionadas por Ifop para que esta muestra sea lo más representativa de la sociedad francesa actual. O sea que nada más serio, y empezamos con un dato de peso: 35% de los hombres y 16% de las mujeres aceptarían tener una experiencia de intercambio de pareja o sexo en grupo.

Pero realmente pocos llegan a dar el paso. ¿Miedo al compartir o miedo a desvelar sus fantasías más secretas? (AFP)



En el país de las maravillas.


No nos sorprende averiguarlo: hombres y mujeres no comparten las mismas fantasías.

Pero para ambos sexos, la introducción de uno o varios «compañeros de juego» en la vida sexual de la pareja se presenta como una forma del comportamiento extra-conyugal codificado, en el cual cada uno permanece asociado a los juegos sexuales del otro, según Ifop.

El perfil tipo del practicante del intercambio es: Pareja o persona sola de entre 31 y 50 años, que practican el intercambio un promedio de una vez al mes desde hace de 1 a 5 años y desde una edad comprendida entre los 20 y los 40 años.

Pero el estudio desvela también que sólo un 7% de las parejas francesas han practicado el intercambio en el marco de su pareja.

La fantasía sexual más extendida sigue siendo la introducción de una tercera persona en la pareja. Entre los entrevistados, el 64% de los hombres y el 31% de las mujeres se plantean una relación con dos personas del sexo opuesto. A cambio, solo un 17% en ambos sexos está dispuesto a «invitar» en su relación de pareja a alguien de su mismo sexo,

¿Cómo explicar este fervor por el sexo en grupo? Seguramente las nuevas tecnologías, los puntos de encuentro online como parejas.com estén jugando el papel de conector, o de catalizador del fenómeno. Se acabaron las salidas en clubs de intercambio oscuros, los sitios webs emergen en la red, muy fáciles de acceso y sobre todo, garantizan el anonimato, y grandes herramientas de selección, multicriterio.

De hecho , las cifras hablan por si solas : un 74,57% de las parejas prefieren las fiestas privadas, más «acogedoras» que los clubs, cada vez menos concurridos..

¿Y qué hay de los celos con todo eso?

Quedó claro el entusiasmo de los interrogados ante la idea de una primera experiencia que vendría a añadir algo de picante a su vida de pareja.

Sin embargo, sólo el 1% de los hombres y el 5% de las mujeres declaran haber practicado el sexo en trío, y los que más lo disfrutaron son los bisexuales, homosexuales y hombres solteros de la zona de Paris.

Y cuando se evoca el tema de los celos, los adeptos al intercambio de parejas aseguran que la multi-sexualidad conyugal tiene un impacto muy favorable e influye positivamente sobre la fidelidad del otro miembro de la pareja.

Para un 77% de ellos, el intercambio fomenta la estabilidad de la pareja, ya que es una manera de reavivar el deseo entre los dos amantes. ¡Así el 93% de ellos se consideran más felices que las parejas que no practican el intercambio!

Aunque todavía la mayoría de franceses se resiste a abandonarse a los placeres de las experiencias eróticas en grupo, la evolución de esta práctica muestra una clara integración del concepto en la sociedad.



fuente p.com

No hay comentarios: